Escape

Alerta de seguridad: si cree que sus actividades en la computadora están siendo monitoreadas, por favor accese este sitio web desde una computadora más segura. Para salir inmediatamente de este sitio, haga clic en la tecla “esc”. Si está corriendo peligro en este momento, llame al 911, a la línea de crisis local, o a la Línea Nacional Directa contra Violencia Doméstica al  1-800-799-7233 o TTY 1-800-787-3224.

Skip Navigation

Alerta de seguridad: si cree que sus actividades en la computadora están siendo monitoreadas, por favor accese este sitio web desde una computadora más segura. Para salir inmediatamente de este sitio, haga clic en la tecla “esc”. Si está corriendo peligro en este momento, llame al 911, a la línea de crisis local, o a la Línea Nacional Directa contra Violencia Doméstica al  1-800-799-7233 o TTY 1-800-787-3224.


Plan de Evaluación

Esta sección te ayudará a desarrollar un plan de evaluación en torno a los elementos culturalmente específicos de tu trabajo. Para poder elaborar el mejor plan posible, por favor, familiarízate con el contenido de fondo que se utilizo para el desarrollo de esta sección.

Aquí  tienes el proceso paso a paso para esta sección.

Pensamos en esta sección como un espacio para construir una comunidad en la que podemos compartir recursos y aprender un@s de otr@s. Sabemos que a veces es difícil encontrar una herramienta o un ingrediente que se puede usar y es apropiado para el tipo de trabajo que tú haces. Por ejemplo, tú te puedes encontrar con una herramienta que puede ser útil, pero fue desarrollada para otro campo de trabajo y no puede aplicarse en el trabajo con respecto a la violencia doméstica. O tienes una gran receta, pero necesitas cambiar algunos de los ingredientes para adaptarla a un nuevo grupo de probadores- catadores y  estás teniendo dificultades para encontrar la manera de cómo hacer esto. Hemos diseñado esta sección para esos momentos. Aquí encontrarás las herramientas que fueron diseñadas para este campo de trabajo. También tienes la oportunidad de hacer/enviar tus preguntas y compartir tu propia experiencia con otr@s para que puedan aprender de ti.

 

Con frecuencia nos encontramos con la posibilidad de tener que contratar a una persona o a un equipo de evaluadores externos a la organización. Esta situación abre puertas a nuevas experiencias  y sería  útil contar con alguien que tenga  experiencia trabajando en tu comunidad. Para ayudarte a desarrollar estrategias te ofrecemos la siguiente sección.

¿A quién nos referimos con “evaluador externo”?

Cuando hablamos de un evaluador externo nos referimos a una persona ajena a la organización, la cual en la mayoría de los casos no ha tenido contacto previo con el programa.  Por lo general  una organización puede decidir contratar a un/a evaluador/a externo cuando:

  • Es un requisito impuesto por la organización que subvenciona tu programa fundación donante, agencia de gobierno, etc.);

  • La organización elige contratar a alguien para realizar la tarea de evaluación para apoyar  su trabajo.  

  • A la organización le gustaría colaborar con un/a evaluador/a en aspectos específicos de su evaluación.

¿Cuáles son algunas consideraciones para contratar a un/a evaluador/a?

Antes de contratar a alguien para realizar este trabajo o para colaborar con tu equipo en las actividades de evaluación, es importante evaluar su capacidad y sus aptitudes. Además de solicitar información general sobre la experiencia laboral de el/la evaluador/a externo/a, es importante saber en qué ha participado, pero también, cómo ha llevado a cabo el trabajo, en especial con organizaciones basadas en la comunidad y que hacen un trabajo culturalmente específico.

Aquí hay algunas preguntas que puedes utilizar como guía cuando revises el curriculum vitae (hoja de vida) de un/a evaluador/a:

  • ¿En qué medida la educación profesional de el/la evaluador/a lo/la capacita  para llevar a cabo este trabajo?

  • ¿En qué medida la experiencia laboral previa de el/ la evaluador/a lo/la capacita para realizar este trabajo?

  • ¿Qué experiencia previa tiene dirigiendo proyectos similares y/o con organizaciones similares?

Aquí están algunas posibles preguntas para la entrevista:

  • ¿Cuál sería su rol en un proyecto de evaluación?

  • ¿Cómo describiría su manera de abordar la evaluación?

  • ¿Cómo involucra a organizaciones como la nuestra en el análisis de la información?

  • En el pasado, ¿cómo ha incorporado las sugerencias de la comunidad a su trabajo?

  • ¿Cómo comparte los resultados de la evaluación con las organizaciones de base comunitaria (CBOs, por sus siglas en inglés) y la comunidad a la cual representan?

  • ¿Cuáles  retos ha enfrentado en su trabajo con otras organizaciones como la nuestra? ¿Cómo superó esos retos?

¿Qué debo considerar en la negociación de un contrato con un/a evaluador/a?

Al negociar un contrato, es importante discutir quién será  el/la propietario/a de la información y  quién la controlará. También se deberán discutir los derechos de uso en reuniones o presentaciones fuera de la organización.  El acuerdo final deberá quedar por escrito e incluirse en el contrato.

De igual manera, identificar y establecer claramente, desde el inicio, quién estará a cargo de revisar la información o los reportes, tanto los borradores como la copia final Asegúrate de establecer una estrategia para dar por terminado el contrato si el/la evaluador/a externo/a da señales de ausentismo o incumplimiento de las tareas y expectativas establecidas en la negociación del contrato.

Señales claras a las que hay que prestar mucha atención a lo largo del proceso (al revisar su propuesta, durante la entrevista, en la negociación del contrato y en el trabajo) de trabajo con un/a evaluador/a externo/a incluyen:

  1. El/la evaluador/a desea emplear métodos de recopilación de información inapropiados para la evaluación y que no coinciden con las creencias y/o prácticas culturales de la comunidad.

  2. El/la evaluador/a planea recopilar, organizar, analizar, interpretar y  presentar la información sin consultar al equipo de trabajo,  ni a la organización, ni a la comunidad a lo largo de todo el proceso.

  3. El/la evaluador/a no tiene trazado un plan en la propuesta o el contrato explicando detalladamente cómo se incorporarán las sugerencias de la comunidad en el proceso de evaluación.  El/la evaluador/a se niega a modificar la propuesta para incluir oportunidades para recibir sugerencias  de la comunidad.

  4. El/la evaluador/a no involucra a la organización, ni a l@s participantes, ni a la comunidad en la creación  o la revisión del reporte final.

  5. El/la evaluador/a comparte, presenta, o distribuye información con otras entidades sin  consultar a la organización y sin el consentimiento explícito de la misma.

Dichas señales no deben tomarse a la ligera o ignorarse ya que pueden impactar tu trabajo al igual que la confianza, credibilidad y reputación que tu organización tiene dentro de la comunidad.  

¿Cuál es el papel de la fundación patrocinadora de la evaluación?

Otro aspecto importante a considerar en el trabajo de evaluación es el tipo de relación laboral, que establecerás a lo largo proyecto, con quien te esté patrocinando. Te sugerimos que desde un principio compartas con la parte patrocinadora tus expectativas en relación al trabajo que llevará a cabo el/la evaluador/a externo/a en lo que respecta al trabajo dentro de tu organización y con la comunidad.

De igual manera es importante compartir la perspectiva, valores/normas y expectativas éticas  de la organización referente a la evaluación.

  • No dudes en solicitar información y demostrar interés en aprender y entender los medios, requisitos y mecanismos que la fundación patrocinadora utiliza para contratar o seleccionar un/a evaluador/a externo/a.

  • Presta atención a las dinámicas de poder e interacciones entre tu organización, el/la evaluador/a  y la parte patrocinadora. Puede que tengas que interceder a favor de tu organización si notas que tu perspectiva no está siendo incluida en la medida que lo esperabas.

  • Discute y considera internamente con la organización y con la comunidad todas las posibles consecuencias que pudieran surgir si tu organización  pone límites, opta por no llevar a cabo actividades, o niega el acceso a información que el/la evaluador/a o la fundación  patrocinadora solicita de tu organización.

 

Un Enfoque de la Práctica Basada en la Evidencia Centrado en la Comunidad

En esta sección se explora el enfoque de la practica basada en la evidencia centrada en la comunidad (por sus siglas en inglés EBP) que hemos adaptado junto con muchos saboreadores- probadores, incluyendo profesionales, miembros de la comunidad y otr@s investigadores / evaluadores. Este enfoque de práctica basada en la evidencia tiene la intención de alinearse con el trabajo de las organizaciones de base, que son culturalmente específicas y que trabajan en conjunto con miembros de la comunidad. Esperamos que esto te permita  aumentar la comprensión de cómo el EBP se ve desde esta perspectiva.

Antecedentes

En octubre del 2011, Casa de Esperanza recibió una subvención por parte de la Administración para los Niños, los Jóvenes y las Familias (ACF por sus siglas en inglés), la Oficina de Servicios para la Familia y la Juventud y el Programa de Servicios y Prevención de la Violencia Familiar patrocinando a la Red Nacional Latina pro Familias y Comunidades  Saludables (NLN por sus siglas en inglés) como el centro nacional latino de recursos para erradicar la violencia doméstica. Una prioridad del ACF ha sido documentar y proporcionar acceso al proceso continuo sobre la Práctica Basada en la Evidencia (PBE) e informada por el trauma. (Muestras de ese trabajo se pueden encontrar en www.devidenceproject.org y en www.promisingfutureswithoutviolence.org). A pesar de haber sido reconocido desde hace mucho tiempo que el trabajo culturalmente específico es crítico para satisfacer las necesidades de las familias, ha habido una inversión mínima en la documentación y desarrollo de la base de la evidencia para los servicios culturalmente específicos. Dados los retos inherentes al generalizar los enfoques de la PBE en una amplia gama de servicios, la ACF dio a la Red Nacional Latina, así como a otros centros de recursos culturalmente específicos, la tarea de facilitar discusiones sobre enfoques culturalmente relevantes a la PBE.

Después de la consulta con un grupo de investigadores a nivel nacional, con profesionales de la comunidad, con la documentación de la investigación y las continuas recomendaciones del público a nivel nacional hemos adaptado el modelo Transdisciplinario (Satterfield et al., 2009) para reflejar nuestra propia perspectiva. El resultado de este trabajo ha sido captado en el siguiente enfoque (ver figura 1) con la intención de fungir como puente entre la investigación  culturalmente relevante basada en la comunidad y la PBE dentro del campo de la VD.

Figura 1. Enfoque adaptado de la RNL a la PBE

Cabe señalar que, la PBE pretende ser un proceso que guie la toma de decisiones para la implementación y adaptación de programas. Las siguientes fuentes deben considerarse al tomar decisiones sobre la programación así como en la documentación (p.ej. en la evaluación).

Sabiduría/experiencia de la Comunidad

De la misma manera que el trabajo de la RNL está informado en primera instancia y ante todo por las experiencias de la comunidad, la adaptación de este enfoque está basada en la pericia de la comunidad, tal y como está representada gráficamente al destacar el círculo de “Sabiduría/experiencia de la Comunidad”. Hemos expandido este aspecto, no sólo considerando las necesidades y valores de l@s miembros de la comunidad sino también involucrando activamente a l@s miembros de la comunidad en la toma de decisiones y el trabajo de documentación. Por ejemplo, Cardona et al. (2009) llevó a cabo grupos focales con familias latinas inmigrantes para comprender el tipo de adaptaciones culturales importantes para la comunidad antes de implementar una intervención en la crianza de l@s hij@s  basada en la evidencia. De esta manera, Cardona y sus colegas colaboraron con la comunidad para informar la mejor implementación posible de un tratamiento basado en la evidencia. De manera similar, muchos programas contra la violencia doméstica culturalmente específicos y basados en la comunidad desarrollan y adaptan sus programas basándose en la voz de las comunidades a las que sirven. El proceso de involucrar a l@s expert@s de la comunidad es clave para este enfoque adaptado.

Experiencia de los Profesionales de la Comunidad y Otros Recursos

La Red Nacional Latina percibe la experiencia práctica de l@s profesionales de la comunidad como componente clave de la PBE, no solamente por los servicios que proporcionan, sino también en su papel de asesores en otros programas. Tradicionalmente, la diseminación del conocimiento en los programas comunitarios ha tomado varias formas incluyendo la de compartir información en conferencias, mesas redondas, conjuntos de herramientas y manuales. Recientemente, la publicación en revistas académicas se ha incrementado para las agencias que han logrado establecer colaboraciones académicas. En esta instancia, l@s profesionales de la comunidad tienen un sitio importante alrededor de la mesa, con frecuencia como asesor@s valios@s para l@s investigador@s. L@s profesionales de la comunidad pueden hacer aportaciones únicas, identificando el desarrollo y la adaptación significativa de los programas, la investigación y metodología evaluativa culturalmente apropiada (p.ej. cómo reclutar participantes) así como en la interpretación de resultados. Finalmente, l@s profesionales de la comunidad también pueden servir como aliad@s de las comunidades ya que se han ganado la confianza de l@s miembros de la comunidad. La Red Nacional Latina subraya la importancia de crear colaboraciones con l@s profesionales de la comunidad y otr@s interesad@s para incrementar el patrocinio de fuentes de evidencia basadas en la comunidad que ofrezcan tasas de validez externa más altas o generalizable a comunidades, especialmente a aquellas que han sido históricamente subrepresentadas.

Evidencia Documentada

El enfoque de la RNL de tomar en cuenta la evidencia documentada está basado en un enfoque flexible que valora equitativamente las fuentes de conocimiento provenientes de la información proporcionada por la comunidad y la proporcionada mediante la investigación académica. Percibimos la investigación comunitaria como una entidad diferente a otras investigaciones  académicas, estando la primera estrechamente alineada con la comunidad en una gama más amplia. De tal manera, vemos la “evidencia documentada” incluyendo la investigación basada en la comunidad y  las evaluaciones organizacionales, de la misma manera que la investigación académica tradicional. Al considerar  varias formas de evidencia, algun@s  investigador@s han creado jerarquías de evidencia, priorizando el uso de las (PCAs)Pruebas Controladas Aleatorizadas ( RCTs por sus siglas en inglés); sin embargo el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés), en su documento “Expandiendo el Universo de la Evidencia”, promueve una definición más amplia de evidencia, similar a la que hemos adoptado, la cual considera la evaluación del programa como una importante fuente de conocimiento (Schorr & Farrow, 2011). Desde nuestro enfoque, la toma de decisiones y la documentación de la evidencia son llevadas a cabo utilizando un proceso incluyente y métodos de investigación apropiados para las comunidades.

Contextos Ambientales y Organizacionales

Un elemento central en nuestro trabajo es la inclusión de los factores contextuales. Sabemos que no podemos separar nuestro trabajo con l@s miembros de la comunidad y sus familias del contexto más amplio, como las historias y políticas socioculturales (Perilla et al., 1994 & Perilla, 1999). De manera similar, no podemos separar la PBE del contexto más amplio. Haciendo hincapié en que las decisiones tomadas en torno a los programas y la capacidad para evaluar los programas dependen de los recursos organizacionales que a su vez están influenciados por  el entorno patrocinador. Todos estos son elementos que necesitan ser considerados; por lo que tomamos el modelo de Satterfield y lo expandimos para representar este punto tan importante.

Viendo hacia Adelante

En nuestro trabajo con organizaciones de la comunidad, esperamos utilizar nuestro enfoque adaptado de la PBE de los tres círculos como un elemento que nos guie en la toma de decisiones para la implementación y documentación que considere todos los elementos, incluyendo los factores contextuales, a la vez que dé prioridad a la voz de l@s miembros de la comunidad. Este enfoque es congruente con la convicción de Casa de Esperanza acerca del papel central de las comunidades en la erradicación de la violencia doméstica. Investigadores y proveedores de servicios de varias disciplinas han destacado la importancia de valorar la sabiduría/experiencia comunitaria acerca de sus propias realidades. Por lo que, así como con cualquiera de nuestras iniciativas de investigación, nuestro enfoque de PBE valorará al personal de los programas y a l@s interesad@s en la comunidad como elementos clave de nuestro trabajo. De esta manera, abordaremos cada oportunidad con flexibilidad para satisfacer las necesidades de las organizaciones, utilizando métodos que se alineen con el compromiso de la RNL para con los derechos humanos, el bienestar comunitario y el cambio social.

 

¿Qué son los principios culturalmente informados?

Como se mencionó en “¿Qué es una evaluación basada en los principios?”, tener principios culturalmente específicos puede servir de guía  a una organización para medir los resultados guiados por estos principios.

Cuando pensaban en el trabajo que hacen, las organizaciones de nuestro equipo de trabajo  se dieron cuenta que realmente no habían tenido la oportunidad de anotar los ingredientes que hacen que su trabajo diario sea culturalmente específico. Sintieron que esto era común en muchas organizaciones con base en la comunidad. Por lo tanto, decidieron que su contribución a la conjunto de herramientas iba a enfocarse en desarrollar principios culturalmente específicos y las herramientas para evaluar estos principios.

Primero, decidieron que necesitaban definir los ingredientes del trabajo culturalmente específico por lo que se dieron a la tarea de identificar y definir los principios culturalmente específicos. Iniciaron con esto porque realizar trabajo culturalmente específico  se trata tanto de “como” llevamos a cabo el trabajo y los valores que guían a nuestras organizaciones.

En este proceso, el equipo de trabajo invirtió muchas horas virtualmente y en persona discutiendo e identificando lo que entendían como los principios que son la base del trabajo culturalmente especifico basado en la comunidad. En otras palabras, basándose en su experiencia y conocimientos en el campo de la violencia intrafamiliar en 4 diferentes comunidades latinas en los EEUU identificaron principios que pueden ser utilizados al ayudar a otras personas a pensar en su propio trabajo desde una perspectiva cultural.

¿Cuáles son los principios culturalmente específicos desarrollados por el equipo de trabajo?

  1. Para poder trabajar eficazmente con las comunidades latinas, es indispensable que  las organizaciones basadas en la comunidad procuren tener un conocimiento profundo de la comunidad a la que sirven.

1.1 La organización reconoce que l@s latin@s tenemos diferentes experiencias y que influyen en la manera que entendemos la realidad a nuestro alrededor, incluyendo: identidad de género, estatus de acuerdo a la edad, religión, biculturalismo, herencia indígena, etc.

1.2 Las organización  reconoce en l@s participantes la intersección de múltiples  (ej. cultura transgénero, cultura de sord@s, el  biculturalismo, la cultura de migrantes, etc.).

1.3 Las organizaciones definen a la familia en términos amplios para incluir la diversidad de familias (ej. LGBTQ, diferentes estatus de documentación, con parientes cercanos, familias transnacionales, etc.).

  1. Las organizaciones confeccionan sus actividades para reflejar las realidades de sus participantes y procuran satisfacer las necesidades de la persona de manera integral.

2.1 Las organizaciones incorporan la manera de entender al mundo dentro de la cultura latina incluyendo la importancia que tiene la familia, la importancia que tienen l@s niñ@s , y el poder que existe en el hecho de compartir sus historias en su lengua natal.

2.2 La organización aborda asuntos que se interconectan, presentes  en la vida de l@s latin@s (ej. pobreza, racismo, factores estresantes de inmigración, etc.).

2.3 Las organizaciones comprende a fondo  la realidad y las vivencias de las personas con quienes trabajan.

  1. Las organizaciones trabajan para lograr la sanación colectiva de las comunidades.

3.1  Las organizaciones promueven la sanación colectiva y de la comunidad.

3.2  Las organizaciones comprenden el trauma colectivo de sus comunidades (ej. el desplazamiento forzado, la asimilación forzada, el sometimiento a la violencia pública y la violencia personal, junto con la pobreza y el abandono que se ha dado a través de múltiples generaciones y que ha culminado en una vivencia colectiva del trauma).

3.3  Las organizaciones comprenden que todas las opresiones están conectadas y por elloy trabajan para cambiar los otros sistemas con los cuales interactúa la comunidad (ej. inmigración, servicios de protección a menores, servicios para el cuidado de la salud, etc.).

  1. Se crean los espacios alternativos que fomentan las fortalezas culturales de las comunidades latinas.

4.1  La organización proporciona  espacios donde la cultura latina es representada de manera      positiva y en los cuales se fomenta el seguir sus tradiciones.

4.2  El liderazgo de la organización refleja a la comunidad latina a la que tú sirves.

  1. Promover una organización de colaboración con estructuras jerárquicas mínimas donde la voz de l@s participantes y/o las comunidades es igual a la del personal al darle forma a las actividades del programa.

5.1  La organización involucra a la comunidad y a l@s participantes para darle forma/ dirección a la organización y a los programas.

5.2  La organización practica la auto-reflexión sobre el proceso de participación comunitaria.

  1. Priorizar la seguridad y la confianza.

6.1  La organización crea de manera intencional un ambiente seguro, sin discriminación y/ o la ejecución de leyes de inmigración.

6.2  Para incrementar la confianza y mejorar la seguridad, el  progreso de l@s participantes  de un programa debe darse a su propio paso y ritmo (no al nuestro).

6.3  Para maximizar el acceso a los recursos la organización reproduce la cultura colectivista colaborando con otras organizaciones (que son consideradas seguras y de confianza por la comunidad).