Building Evidence Toolkit: Strengthening Capacity

Escape

Alerta de seguridad: si cree que sus actividades en la computadora están siendo monitoreadas, por favor accese este sitio web desde una computadora más segura. Para salir inmediatamente de este sitio, haga clic en la tecla “esc”. Si está corriendo peligro en este momento, llame al 911, a la línea de crisis local, o a la Línea Nacional Directa contra Violencia Doméstica al  1-800-799-7233 o TTY 1-800-787-3224.

Alerta de seguridad: si cree que sus actividades en la computadora están siendo monitoreadas, por favor accese este sitio web desde una computadora más segura. Para salir inmediatamente de este sitio, haga clic en la tecla “esc”. Si está corriendo peligro en este momento, llame al 911, a la línea de crisis local, o a la Línea Nacional Directa contra Violencia Doméstica al  1-800-799-7233 o TTY 1-800-787-3224.

Un Enfoque de la Práctica Basada en la Evidencia Centrado en la Comunidad

En esta sección se explora el enfoque de la practica basada en la evidencia centrada en la comunidad (por sus siglas en inglés EBP) que hemos adaptado junto con muchos saboreadores- probadores, incluyendo profesionales, miembros de la comunidad y otr@s investigadores / evaluadores. Este enfoque de práctica basada en la evidencia tiene la intención de alinearse con el trabajo de las organizaciones de base, que son culturalmente específicas y que trabajan en conjunto con miembros de la comunidad. Esperamos que esto te permita  aumentar la comprensión de cómo el EBP se ve desde esta perspectiva.

Antecedentes

En octubre del 2011, Casa de Esperanza recibió una subvención por parte de la Administración para los Niños, los Jóvenes y las Familias (ACF por sus siglas en inglés), la Oficina de Servicios para la Familia y la Juventud y el Programa de Servicios y Prevención de la Violencia Familiar patrocinando a la Red Nacional Latina pro Familias y Comunidades  Saludables (NLN por sus siglas en inglés) como el centro nacional latino de recursos para erradicar la violencia doméstica. Una prioridad del ACF ha sido documentar y proporcionar acceso al proceso continuo sobre la Práctica Basada en la Evidencia (PBE) e informada por el trauma. (Muestras de ese trabajo se pueden encontrar en www.devidenceproject.org y en www.promisingfutureswithoutviolence.org). A pesar de haber sido reconocido desde hace mucho tiempo que el trabajo culturalmente específico es crítico para satisfacer las necesidades de las familias, ha habido una inversión mínima en la documentación y desarrollo de la base de la evidencia para los servicios culturalmente específicos. Dados los retos inherentes al generalizar los enfoques de la PBE en una amplia gama de servicios, la ACF dio a la Red Nacional Latina, así como a otros centros de recursos culturalmente específicos, la tarea de facilitar discusiones sobre enfoques culturalmente relevantes a la PBE.

Después de la consulta con un grupo de investigadores a nivel nacional, con profesionales de la comunidad, con la documentación de la investigación y las continuas recomendaciones del público a nivel nacional hemos adaptado el modelo Transdisciplinario (Satterfield et al., 2009) para reflejar nuestra propia perspectiva. El resultado de este trabajo ha sido captado en el siguiente enfoque (ver figura 1) con la intención de fungir como puente entre la investigación  culturalmente relevante basada en la comunidad y la PBE dentro del campo de la VD.

Figura 1. Enfoque adaptado de la RNL a la PBE

Cabe señalar que, la PBE pretende ser un proceso que guie la toma de decisiones para la implementación y adaptación de programas. Las siguientes fuentes deben considerarse al tomar decisiones sobre la programación así como en la documentación (p.ej. en la evaluación).

Sabiduría/experiencia de la Comunidad

De la misma manera que el trabajo de la RNL está informado en primera instancia y ante todo por las experiencias de la comunidad, la adaptación de este enfoque está basada en la pericia de la comunidad, tal y como está representada gráficamente al destacar el círculo de “Sabiduría/experiencia de la Comunidad”. Hemos expandido este aspecto, no sólo considerando las necesidades y valores de l@s miembros de la comunidad sino también involucrando activamente a l@s miembros de la comunidad en la toma de decisiones y el trabajo de documentación. Por ejemplo, Cardona et al. (2009) llevó a cabo grupos focales con familias latinas inmigrantes para comprender el tipo de adaptaciones culturales importantes para la comunidad antes de implementar una intervención en la crianza de l@s hij@s  basada en la evidencia. De esta manera, Cardona y sus colegas colaboraron con la comunidad para informar la mejor implementación posible de un tratamiento basado en la evidencia. De manera similar, muchos programas contra la violencia doméstica culturalmente específicos y basados en la comunidad desarrollan y adaptan sus programas basándose en la voz de las comunidades a las que sirven. El proceso de involucrar a l@s expert@s de la comunidad es clave para este enfoque adaptado.

Experiencia de los Profesionales de la Comunidad y Otros Recursos

La Red Nacional Latina percibe la experiencia práctica de l@s profesionales de la comunidad como componente clave de la PBE, no solamente por los servicios que proporcionan, sino también en su papel de asesores en otros programas. Tradicionalmente, la diseminación del conocimiento en los programas comunitarios ha tomado varias formas incluyendo la de compartir información en conferencias, mesas redondas, conjuntos de herramientas y manuales. Recientemente, la publicación en revistas académicas se ha incrementado para las agencias que han logrado establecer colaboraciones académicas. En esta instancia, l@s profesionales de la comunidad tienen un sitio importante alrededor de la mesa, con frecuencia como asesor@s valios@s para l@s investigador@s. L@s profesionales de la comunidad pueden hacer aportaciones únicas, identificando el desarrollo y la adaptación significativa de los programas, la investigación y metodología evaluativa culturalmente apropiada (p.ej. cómo reclutar participantes) así como en la interpretación de resultados. Finalmente, l@s profesionales de la comunidad también pueden servir como aliad@s de las comunidades ya que se han ganado la confianza de l@s miembros de la comunidad. La Red Nacional Latina subraya la importancia de crear colaboraciones con l@s profesionales de la comunidad y otr@s interesad@s para incrementar el patrocinio de fuentes de evidencia basadas en la comunidad que ofrezcan tasas de validez externa más altas o generalizable a comunidades, especialmente a aquellas que han sido históricamente subrepresentadas.

Evidencia Documentada

El enfoque de la RNL de tomar en cuenta la evidencia documentada está basado en un enfoque flexible que valora equitativamente las fuentes de conocimiento provenientes de la información proporcionada por la comunidad y la proporcionada mediante la investigación académica. Percibimos la investigación comunitaria como una entidad diferente a otras investigaciones  académicas, estando la primera estrechamente alineada con la comunidad en una gama más amplia. De tal manera, vemos la “evidencia documentada” incluyendo la investigación basada en la comunidad y  las evaluaciones organizacionales, de la misma manera que la investigación académica tradicional. Al considerar  varias formas de evidencia, algun@s  investigador@s han creado jerarquías de evidencia, priorizando el uso de las (PCAs)Pruebas Controladas Aleatorizadas ( RCTs por sus siglas en inglés); sin embargo el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés), en su documento “Expandiendo el Universo de la Evidencia”, promueve una definición más amplia de evidencia, similar a la que hemos adoptado, la cual considera la evaluación del programa como una importante fuente de conocimiento (Schorr & Farrow, 2011). Desde nuestro enfoque, la toma de decisiones y la documentación de la evidencia son llevadas a cabo utilizando un proceso incluyente y métodos de investigación apropiados para las comunidades.

Contextos Ambientales y Organizacionales

Un elemento central en nuestro trabajo es la inclusión de los factores contextuales. Sabemos que no podemos separar nuestro trabajo con l@s miembros de la comunidad y sus familias del contexto más amplio, como las historias y políticas socioculturales (Perilla et al., 1994 & Perilla, 1999). De manera similar, no podemos separar la PBE del contexto más amplio. Haciendo hincapié en que las decisiones tomadas en torno a los programas y la capacidad para evaluar los programas dependen de los recursos organizacionales que a su vez están influenciados por  el entorno patrocinador. Todos estos son elementos que necesitan ser considerados; por lo que tomamos el modelo de Satterfield y lo expandimos para representar este punto tan importante.

Viendo hacia Adelante

En nuestro trabajo con organizaciones de la comunidad, esperamos utilizar nuestro enfoque adaptado de la PBE de los tres círculos como un elemento que nos guie en la toma de decisiones para la implementación y documentación que considere todos los elementos, incluyendo los factores contextuales, a la vez que dé prioridad a la voz de l@s miembros de la comunidad. Este enfoque es congruente con la convicción de Casa de Esperanza acerca del papel central de las comunidades en la erradicación de la violencia doméstica. Investigadores y proveedores de servicios de varias disciplinas han destacado la importancia de valorar la sabiduría/experiencia comunitaria acerca de sus propias realidades. Por lo que, así como con cualquiera de nuestras iniciativas de investigación, nuestro enfoque de PBE valorará al personal de los programas y a l@s interesad@s en la comunidad como elementos clave de nuestro trabajo. De esta manera, abordaremos cada oportunidad con flexibilidad para satisfacer las necesidades de las organizaciones, utilizando métodos que se alineen con el compromiso de la RNL para con los derechos humanos, el bienestar comunitario y el cambio social.