Building Evidence Toolkit: Strengthening Capacity

Escape

Alerta de seguridad: si cree que sus actividades en la computadora están siendo monitoreadas, por favor accese este sitio web desde una computadora más segura. Para salir inmediatamente de este sitio, haga clic en la tecla “esc”. Si está corriendo peligro en este momento, llame al 911, a la línea de crisis local, o a la Línea Nacional Directa contra Violencia Doméstica al  1-800-799-7233 o TTY 1-800-787-3224.

Alerta de seguridad: si cree que sus actividades en la computadora están siendo monitoreadas, por favor accese este sitio web desde una computadora más segura. Para salir inmediatamente de este sitio, haga clic en la tecla “esc”. Si está corriendo peligro en este momento, llame al 911, a la línea de crisis local, o a la Línea Nacional Directa contra Violencia Doméstica al  1-800-799-7233 o TTY 1-800-787-3224.

Con frecuencia nos encontramos con la posibilidad de tener que contratar a una persona o a un equipo de evaluadores externos a la organización. Esta situación abre puertas a nuevas experiencias  y sería  útil contar con alguien que tenga  experiencia trabajando en tu comunidad. Para ayudarte a desarrollar estrategias te ofrecemos la siguiente sección.

¿A quién nos referimos con “evaluador externo”?

Cuando hablamos de un evaluador externo nos referimos a una persona ajena a la organización, la cual en la mayoría de los casos no ha tenido contacto previo con el programa.  Por lo general  una organización puede decidir contratar a un/a evaluador/a externo cuando:

  • Es un requisito impuesto por la organización que subvenciona tu programa fundación donante, agencia de gobierno, etc.);

  • La organización elige contratar a alguien para realizar la tarea de evaluación para apoyar  su trabajo.  

  • A la organización le gustaría colaborar con un/a evaluador/a en aspectos específicos de su evaluación.

¿Cuáles son algunas consideraciones para contratar a un/a evaluador/a?

Antes de contratar a alguien para realizar este trabajo o para colaborar con tu equipo en las actividades de evaluación, es importante evaluar su capacidad y sus aptitudes. Además de solicitar información general sobre la experiencia laboral de el/la evaluador/a externo/a, es importante saber en qué ha participado, pero también, cómo ha llevado a cabo el trabajo, en especial con organizaciones basadas en la comunidad y que hacen un trabajo culturalmente específico.

Aquí hay algunas preguntas que puedes utilizar como guía cuando revises el curriculum vitae (hoja de vida) de un/a evaluador/a:

  • ¿En qué medida la educación profesional de el/la evaluador/a lo/la capacita  para llevar a cabo este trabajo?

  • ¿En qué medida la experiencia laboral previa de el/ la evaluador/a lo/la capacita para realizar este trabajo?

  • ¿Qué experiencia previa tiene dirigiendo proyectos similares y/o con organizaciones similares?

Aquí están algunas posibles preguntas para la entrevista:

  • ¿Cuál sería su rol en un proyecto de evaluación?

  • ¿Cómo describiría su manera de abordar la evaluación?

  • ¿Cómo involucra a organizaciones como la nuestra en el análisis de la información?

  • En el pasado, ¿cómo ha incorporado las sugerencias de la comunidad a su trabajo?

  • ¿Cómo comparte los resultados de la evaluación con las organizaciones de base comunitaria (CBOs, por sus siglas en inglés) y la comunidad a la cual representan?

  • ¿Cuáles  retos ha enfrentado en su trabajo con otras organizaciones como la nuestra? ¿Cómo superó esos retos?

¿Qué debo considerar en la negociación de un contrato con un/a evaluador/a?

Al negociar un contrato, es importante discutir quién será  el/la propietario/a de la información y  quién la controlará. También se deberán discutir los derechos de uso en reuniones o presentaciones fuera de la organización.  El acuerdo final deberá quedar por escrito e incluirse en el contrato.

De igual manera, identificar y establecer claramente, desde el inicio, quién estará a cargo de revisar la información o los reportes, tanto los borradores como la copia final Asegúrate de establecer una estrategia para dar por terminado el contrato si el/la evaluador/a externo/a da señales de ausentismo o incumplimiento de las tareas y expectativas establecidas en la negociación del contrato.

Señales claras a las que hay que prestar mucha atención a lo largo del proceso (al revisar su propuesta, durante la entrevista, en la negociación del contrato y en el trabajo) de trabajo con un/a evaluador/a externo/a incluyen:

  1. El/la evaluador/a desea emplear métodos de recopilación de información inapropiados para la evaluación y que no coinciden con las creencias y/o prácticas culturales de la comunidad.

  2. El/la evaluador/a planea recopilar, organizar, analizar, interpretar y  presentar la información sin consultar al equipo de trabajo,  ni a la organización, ni a la comunidad a lo largo de todo el proceso.

  3. El/la evaluador/a no tiene trazado un plan en la propuesta o el contrato explicando detalladamente cómo se incorporarán las sugerencias de la comunidad en el proceso de evaluación.  El/la evaluador/a se niega a modificar la propuesta para incluir oportunidades para recibir sugerencias  de la comunidad.

  4. El/la evaluador/a no involucra a la organización, ni a l@s participantes, ni a la comunidad en la creación  o la revisión del reporte final.

  5. El/la evaluador/a comparte, presenta, o distribuye información con otras entidades sin  consultar a la organización y sin el consentimiento explícito de la misma.

Dichas señales no deben tomarse a la ligera o ignorarse ya que pueden impactar tu trabajo al igual que la confianza, credibilidad y reputación que tu organización tiene dentro de la comunidad.  

¿Cuál es el papel de la fundación patrocinadora de la evaluación?

Otro aspecto importante a considerar en el trabajo de evaluación es el tipo de relación laboral, que establecerás a lo largo proyecto, con quien te esté patrocinando. Te sugerimos que desde un principio compartas con la parte patrocinadora tus expectativas en relación al trabajo que llevará a cabo el/la evaluador/a externo/a en lo que respecta al trabajo dentro de tu organización y con la comunidad.

De igual manera es importante compartir la perspectiva, valores/normas y expectativas éticas  de la organización referente a la evaluación.

  • No dudes en solicitar información y demostrar interés en aprender y entender los medios, requisitos y mecanismos que la fundación patrocinadora utiliza para contratar o seleccionar un/a evaluador/a externo/a.

  • Presta atención a las dinámicas de poder e interacciones entre tu organización, el/la evaluador/a  y la parte patrocinadora. Puede que tengas que interceder a favor de tu organización si notas que tu perspectiva no está siendo incluida en la medida que lo esperabas.

  • Discute y considera internamente con la organización y con la comunidad todas las posibles consecuencias que pudieran surgir si tu organización  pone límites, opta por no llevar a cabo actividades, o niega el acceso a información que el/la evaluador/a o la fundación  patrocinadora solicita de tu organización.