Escape

Alerta de seguridad: si cree que sus actividades en la computadora están siendo monitoreadas, por favor accese este sitio web desde una computadora más segura. Para salir inmediatamente de este sitio, haga clic en la tecla “esc”. Si está corriendo peligro en este momento, llame al 911, a la línea de crisis local, o a la Línea Nacional Directa contra Violencia Doméstica al  1-800-799-7233 o TTY 1-800-787-3224.

Skip Navigation

Alerta de seguridad: si cree que sus actividades en la computadora están siendo monitoreadas, por favor accese este sitio web desde una computadora más segura. Para salir inmediatamente de este sitio, haga clic en la tecla “esc”. Si está corriendo peligro en este momento, llame al 911, a la línea de crisis local, o a la Línea Nacional Directa contra Violencia Doméstica al  1-800-799-7233 o TTY 1-800-787-3224.

NOTA: Este página contiene enlaces en inglés que no están conectados con la Red Nacional Latina. Actualmente no existe la información en español.

Casa de Esperanza y la Red Nacional Latina para Familias y Comunidades Saludables están orgullosos de apoyar NO MÁS, y pensamos que ¡usted también debería involucrarse!

¿Qué es NO MÁS?

NO MÁS es una idea simple con el poder de desencadenar nueva y mayor atención a la gente a nuestro alrededor que está lastimad@ – directa o indirectamente – por la violencia doméstica y la agresión sexual cada día y cada minuto. Tod@s conocemos a alguien que ha sido afectad@ por esta violencia, sin embargo, la violencia doméstica y la agresión sexual permanecen escondidos y malentendidos.

NO MÁS ilumina a estos asuntos. Cada un@ de nosotr@s puede usar NO MÁS para parar el estigma, la vergüenza y el silencio para siempre. Como el símbolo de paz, el lazo amarillo para apoyar a nuestras tropas o el lazo del SIDA, nuestra meta es usar el símbolo NO MÁS para ayudar a unificar a todas las personas y organizaciones que quieren erradicar la violencia doméstica y la agresión sexual.

NO MÁS fue creado por 50 individuos de diferentes contextos quienes estaban frustrados por el hecho de que la violencia doméstica y la agresión sexual se expanden y generalizan de manera devastadora – impactando a ric@s, pobres, jóvenes, viej@s, hombres, mujeres, blanc@s, trigueñ@s, negr@s, de cualquier región y religión – sin convertirse en una prioridad en este país.
Es hora de cambiar eso. Es hora de decir NO MÁS.

 

Cuéntele a tod@s l@s que conozca. Haga clic aquí para aprender más e involucrarse.